• Deutsch (DE-CH-AT)
  • Español(Spanish Formal International)

Apostilla o Legalización ?

A la hora de presentar un documento público en el extranjero – o viceversa un documento público extranjero en Alemania – se ha de comprobar con anterioridad la autenticidad del mismo.

La „apostilla de la Haya”

En el año 1961 se celebra el Convenio de la Haya, en el cual los Estados contratantes renuncian a la legalización consular como medio de autentificación de documentos públicos, exigiendo sólo para la comprobación de la autenticidad de los mismos en forma de un sello o apostilla que se denomina apostilla de la Haya. Entre los Estados contratantes están entre otros Epaña, Alemania, Colombia, México, Venezuela, Argentina, Costa Rica.

Quién otorga la apostilla?

El órgano que otorga la apostilla es diferente atendiendo a la autoridad que otorgó el documento público a autenticar. Así los documentos del los Tribunales ordinarios, de la administración judicial o de los notarios son apostillados por el Tribunal regional territiorialmente competente [Landgericht]. Los documentos emanados de autoridades del Estado Federal (p.e. certificados de antecedentes penales) se han de presentar ante la Agencia Federal Administrativa [Bundesverwaltungsamt] de Köln para adquirir la apostilla. El Gobierno civil territorialmente competente [Regierungspräsidium] es la autoridad competente  para poner la apostilla a los certificados del Registro Civil o escolares o documentos públicos de órganos administrativos.
En caso de duda es recomendable preguntar a quien haya expedido el documento público para averiguar qué autoridad es competente para otorgar la apostilla.

Certificados internacionales

Los certificados de registro civil se pueden solicitar también como „certificados internacionales“. Se trata de las certificaciones de nacimiento, matrimonio,  defunción y  capacidad matrimonial. El formato de estos certificados internacionales está regulado en el convenio de Viena del 08.09.1976. Son modelos plurilingües y los mismos no requieren ser legalizados o apostillados ni traducidos. Alemania y España son Estados contratantes de este convenio, pero ningún país sudamericano ha firmado el mismo.

Traducciones juradas

Aunque una traducción jurada no se considera como documento público, sino como un peritaje, se ha de comprobar igualmente su autenticidad  – en caso de que tenga que ser presentada en el extranjero. Los traductores jurados están adscritos en un Tribunal regional. Dicho Tribunal es el órgano competente  para recabar la apostilla para una traducción jurada.